1867, POBLACIÓN INDÍGENA DE NICOYA ES EXIMIDA DEL PAGO DE TRIBUTOS

En el año de 1687 la provincia de Nicoya y los pueblos indígenas bajo su jurisdicción se vieron atacados por hordas de piratas ingleses y franceses que robaron su ganado y quemaron sus casas de paja, dejándolos en la miseria para pagar los tributos anuales. Por tal motivo, las autoridades indígenas se reúnen para enviar una solicitud de eximirlos ese año de pagar dichos tributos la cual, fue aceptada por las autoridades coloniales y se procedió a eximirlos ese año de su respectivo pago.

Transcribimos a continuación documento del Volumen VIII de la “Colección de Documentos Para la Historia de Costa Rica” que deja constancia de tal hecho.

Miseria en que se hayan los pueblos indígenas de Nicoya por motivo de la invasión de los piratas año de 1687.

Melchor Álvarez Alcalde la Parcialidad del pueblo de Abajo de Nicoya: Felipe Galán Alcalde la Parcialidad de Arriba de dicho pueblo: Diego Ramos del Pueblo Nicopasaya y Gaspar Sánchez Alcalde los pueblos de Cabo Blanco, Cangel y Chira :Felipe Cabrera Alcalde del pueblo de Santa Catalina comparecemos ante Vuestra Majestad en el nombre de los principales y más comunes de nuestro pueblo en la mejor forma que a nuestro derecho convenga y decimos que por Vuestra Majestad nos ha sido mandado exhiba vamos 87 reales y 4 maravedíes que tocan y pertenecen de doctrina al vino y aceite del año pasado de 1684 y otra tanta cantidad del año 1685 en virtud de despacho de sus Mercedes los jueces oficiales reales de esta provincia que libraron en virtud de lo decretado en esta razón por los señores presidentes y oidores de la Real Audiencia de Guatemala y por el estado de pobreza en que nos ha puesto la constante insistencia y ataques de los piratas de los mares del sur en los puertos de esta jurisdicción y entradas que en ellos han hecho, los trabajos y asistencias de vigías qué de uno y otro al resultado muertos y venir a suma pobreza no teniendo lugar a un para sembrar las milpas para el sustento de nuestras familias no teniendo frutos ninguno con qué poder comerciar ni por el estado de extrema pobreza de toda la provincia no podemos aplicar el trabajo ordinario personal por no haber con que pagarlo por muchas razones como más largamente a Vuestra Majestad le consta y pedimos y suplicamos a su alteza fue ese momento si no es obligado de la suma pobreza en que nos hayamos muy servido relevar los de los tributos de dichos años de 1684 y 1685 qué viendo lo determinado con la conmiseración que acostumbra nos hizo gracia de dicha relevación y ahora con las tres entradas que el enemigo pirata hizo por el mes de enero y febrero pasado hemos quedado en el último extremo de pobreza no habiendo podido escapar más de nuestras personas mujeres e hijos efecto los pueblos de Santa Catalina Cangel, Chira y Cabo Blanco de los cuales a preso el enemigo 35 personas mujeres y muchachos no dejándoles retazo con qué cubrirse y a todos los demás pueblos llevándose les la ropa de su vestir y quebrando les las piedras de moler cómo es nuestra mas notorio y publicamos de suerte que aún para los usos comunes y naturales hemos quedado casi destituidos de remedio y por consiguiente imposibilitados de poder pagar la cantidad requerida de vinos y aceites y no sólo esto sino es el tributo del año pasado de 1686 por habernos robado la mayor parte de los tributos que se iban recogiendo para enterar en la real caja pues como Vuestra Majestad librar su hacienda por lo cual Vuestra Majestad se ha de servir de admitir los información de los referidos y de cómo no tenemos cacahuatales achiotales ni otros frutos con que poder comercial ni sustentarlos más que de una milpa y al presente sin tiempo para poderla cultivar por habernos abrazado el dicho pirata todos los pueblos y habernos ocupado de fabricar ranchos en que abrigarnos este invierno y que sean examinados los testigos de esta petición y fecha se ha de servir Vuestra Majestad de mandar se nos entregue original para recurrir a su real acuerdo de justicia aquí en suplicar sea muy servido en consideración de los referidos de absolvernos así la contribución de dichos vinos y aceites Cómo de los tributos del año pasado de 1686 a Vuestra Majestad pedimos y suplicamos se ha servido de admitir este nuestro escrito y con vista de el recibir dicha información y fecha mandarsenos de vuelta original para recurrir ante Su Majestad con su real acuerdo de justicia la cual pedimos y juramos a Dios y a esta cruz no ser de malicia de nuestro pedimento si no es obligado de la suma pobreza en que nos hayamos y para ello implorarnos el auxilio de Vuestra Majestad y por no haber papel de ningún sello por habérselo llevado el enemigo va en este

Autoridades principales: Melchor Álvarez, Felipe Galán Diego, Ramos Gaspar, Sánchez, Felipe Cabrera, Don Antonio de Contreras ,Cacique: Don Bernabé de Mendoza.

Jose Marvin Cabrera Matarrita

[email protected]