SUEÑAN CON ALARGARLE LA VIDA AL RIO TEMPISQUE

 

  • Mediante una moratoria a la extracción de agua.

Con foros cantonales y un proyecto de ley las fuerzas vivas pretenden evitar que el Rio Tempisque se seque y así preservarlo para las futuras generaciones. El sueño de los Guanacastecos comenzó con la presentación de un proyecto de ley ante la Asamblea Legislativa por parte dela diputada del Frente Amplio Suray Carrillo Guevara.

Para cumplir este objetivo proponen una moratoria de todas las concesiones existentes hasta tanto la SETENA realice un estudio integral.

Uno de los anhelos de todo Guanacasteco es evitar a toda costa que el Tempisque se nos muera. El Tempisque no es solo una fuente de agua, sino también de vida, de riqueza, de inspiración, del buen vivir de todas las generaciones de guanacastecos que desde antes la colonia hemos convivido con ese rio”, comento Suray Carrillo Guevara a la hora de presentar el proyecto de Ley que ya está presentado en la Secretaria de la Asamblea Legislativa.

Así reaccionó la legisladora de Guanacaste atendiendo al clamor de miles de guanacastecos que están muy preocupados por ese rio, su cuenca y todos los hábitats naturales que durante toda la vida han disfrutado y ahora por están en peligro.

 

Con el proyecto de Ley de Ordenamiento integral de la Cuenca del Rio Tempisque, se daría una moratoria de todas las concesiones de extracción de agua tanto del cauce como los mantos acuíferos. “Hasta tanto la Secretaria Técnica Ambiental (SETENA) realice un estudio de viabilidad ambiental que http://chichicastedigital.com/asi-pensamos/determine el caudal del agua disponible y la orientación que garantice la recuperación del caudal necesario para la vida de los ecosistemas y garantice el derecho humano al agua para las presentes y futuras generaciones”, según se indica en el proyecto.

Según los estudios el Tempisque de 144 kilómetros, -que bordea la península de Nicoya, y desemboca en el golfo de Nicoya- esa amenazado debido a la sobre extracción de sus aguas, tanto las de su cauce como las aguas subterráneas en toda su cuenca que mide 3.405 km2.

Los expertos han mostrado en múltiples ocasiones sus preocupaciones la biodiversidad que está en peligro en esa cuenca, la segunda más importante del país, y que ha sido reconocida por todas las generaciones como el portador de la vida en Guanacaste.

El causante de todos los males del Tempisque es la sobre extracción de agua aprobada sin ningún estudio y a que las concesiones más viejas se renuevan automáticamente.

Según los últimos datos desde 1977 al 2004 se han otorgado 245 concesiones de aguas de los cuales 113 corresponden a pozos dentro de la misma cuenca. El volumen del agua concesionada es de 20 metros cúbicos por segundo de los cuales el 76% se usa para el riego y el segundo lugar lo usan para la agroindustria.

El impacto de estas concesiones sobre el caudal del río es impresionante. Para el mes de abril, el mes más crítico, el caudal promedio disminuye signicativamente a lo largo del río”, se dice en la justificación del proyecto de Ley que ya está en la Secretaria del Congreso.

Pero el asunto es más serio por cuanto los acuíferos del Tempisque se utilizan fundamentalmente para riego agrícola, y son vulnerables a la contaminación por agroquímicos, y en menor medida a la infiltración de aguas residuales domésticas.

Esto ocasiona que en los meses de verano, sectores del cauce del río Tempisque permanecen prácticamente secos, a raíz de la excesiva extracción de agua de su cauce reduciendo y eliminando las poblaciones de fauna acuática.

El proyecto propone que el Rio Tempisque sea protegido por los valores históricos, culturales y la belleza escénica de la zona, así como su biodiversidad.

Propone que su administración recaiga en las municipalidades con participación de las comunidades, empresarios, sector productivo y de las Asociaciones administradoras de acueductos y alcantarillados (ASADAS) de la zona.

Con este proyecto, Carrillo pretende impulsar todo un debate de cómo conservar el Rio Tempisque y asegurar el agua como Derecho Humano para las futuras generaciones. Además en el proyecto se le da a las comunidades las herramientas para vigilar que el uso de agua se dé racionalmente no solo para el consumo humano sino para las actividades agropecuarias y turísticas.

 

REDACTADO POR MARCO LEANDRO, COLABORADOR

[email protected]