ALÍ PRIMERA, A 32 AÑOS DE SU SIEMBRA

“Los que mueren por la vida
no pueden llamarse muertos
y a partir de este momento
es prohibido llorarlos”

 

Este 16 de febrero recordamos 32 años de la partida física de Ely Rafael Primera Rossell mejor conocido como Alí Primera, músico venezolano quien con sus canciones necesarias le dio fuerzas al pueblo suramericano en la década de los setenta y ochenta. Actualmente siguen siendo un referente de lucha en toda Latinoamérica.

  Una voz que no tuvo miedo de alzarse ante el asedio que vivía el pueblo, una voz de tonalidad grave que recitaba al compás de las cuerdas la protesta brava, la canción necesaria para los oprimidos y censurada por los opresores; ese era Alí, un hombre que aunque estudió Química e Ingeniería del Petróleo, estaría destinado a convertirse en el Cantor del Pueblo Venezolano.

Alí Rafael Primera Rosell, nació en Coro, estado Falcón, Venezuela el 31 de Octubre de 1942. Por su procedencia humilde desempeño varios oficios, que fueron desde limpiabota hasta boxeador, trabajos que no lo desanimaron para continuar sus estudios. Con los campos de Paraguaná de equipaje y la primaria concluida entre pescadores y el maestro Figueredo, llegó a Caracas.

“…Yo me vine a tratar de continuar los estudios, empecé en el Liceo Caracas…”. Culminó sus estudios en 1963 cuando obtuvo el título de bachiller. Al año siguiente comenzó sus estudios en el área de Química en la Universidad Central de Venezuela.

Su etapa de compositor y cantante la inicia paralelamente con sus estudios universitarios, primeramente como etapa de diversión y progresivamente como actividad a tiempo completo. Sus primeras composiciones “Humanidad” y “No Basta rezar” fueron de gran exito, con esta última participó en el festival de la Canción de Protesta en la Universidad de Los Andes, dando asi a conocer su potente voz.

El P.C.V. le otorga una beca para continuar los estudios en Rumania, en 1968. En Europa grabó su primer L.P. titulado “Gente de mi Tierra”, y que posteriormente es vetado por el gobierno de turno en Venezuela. Debido a este veto, Alí funda su propia firma disquera llamada “El Cigarrón”, con este sello graba 13 elepes (L.P.).

En Suecia reconoce el olor del caramelo, en la piel de sus dos hijas: María Fernanda “Shimpi” y María Angela “Marimba”.

En Europa el mundo se me hacía chiquito aún con los latinoamericanos. Yo lavaba platos por no vender mi canto y a veces lograba cantar en sitios donde realmente se respetaba mi canción…”

En 1973, regresa a mirar como se visten los apamates como en cuaresma los nazarenos, de la dulce mejilla de su pueblo.

En 1977, conoce a Sol Mussett y con el sol a medio cielo nacieron cinco muchachos más: Sandino, Jorgito, Servando, Florentino y Juan Simón.

Exitos: Paraguaná, Paraguaná; Jose Leonardo; Casas de Cartón; Canción Mansa para un Pueblo Bravo; No basta Rezar; Coquivacoa y muchas otras, todas sus canciones sonaron mucho de una u otra manera

El 16 de febrero de 1986 un fatal accidente terminó con su vida. Algunos aún no están de acuerdo con lo que se dijo respecto a su muerte.

“…Y fuí llenando con flores a mi fusil de poemas y afiné la puntería del canto contra las bestias. Fuí sumando corazones para vencer madrigueras al llenarme los rumores del volantín cuando vuela. Yo amarré los recuerdos al árbol de la noche y fuí en busca del sol…”

Canciones como Abrebrecha, Canción mansa para un pueblo bravo, Los techos de cartón y Los que mueren por la vida se convirtieron en gritos de guerra de las trincheras revolucionarias que aclamaron un cambio en el país.

En el año 2005 el presidente Hugo Chávez declara su música Patrimonio Nacional.

 

 

 

 

 

Alí primera – Canción Bolivariana – Conversación de un niño con Bolívar.

 

Con material de Wikipedia, Proyecto Alí Primera, Web PSUV y Youtube.