HACE 16 AÑOS EL PUEBLO VENEZOLANO ESCRIBIÓ LA PÁGINA DE ORO EN LA HISTORIA DEL 13 DE ABRIL

Luego que el 11 de abril de 2002, dueños de medios de comunicación privados, periodistas, un grupo de militares, políticos de derecha con el apoyo de Estados Unidos, asestaran un golpe de Estado contra el presidente constitucional Hugo Chávez, el pueblo revolucionario no se rindió y se mantuvo en pie de lucha en las calles, frente a Fuerte Tiuna y, entre otros sitios, en los alrededores del Palacio de Miraflores, exigiendo el regreso del líder de la Revolución Bolivariana.

Al día siguiente, cuando ya era un hecho el secuestro de Chávez, y desde muy temprano del día 13 de abril, vecinos de las parroquias El Valle, Coche y otras, se congregan en los alrededores del Fuerte, Caracas, exigiendo que le entregaran al Presidente. Todo indicaba que los golpistas lo tenían preso allí.

En un mensaje boca a boca, movidos por la injusticia, habitantes de la capital cruzan la ciudad en marcha, a pie o en caravana, sumando a su paso más y más gente, gritando y preguntándose donde está Chávez. Llegaron a Miraflores convertidos en una marejada decidida a restablecer en el poder a su Presidente, símbolo del cambio y la transformación. La protesta se extendió por todo el país. En los cuarteles rechazan el golpe de Estado”, Así lo describe el libro La Revolución en la República Bolivariana de Venezuela, Tomo II, editado por el Ministerio de Comunicación e Información.

A esta muestra de apoyo se sumó un mensaje escrito a mano por el Comandante Eterno Hugo Chávez, a su pueblo, desde la base de Turiamo, estado Aragua, que dice:

“Al pueblo venezolano… (y a quien pueda interesar). Yo, Hugo Chávez Frías, venezolano, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, declaro: No he renunciado al poder legítimo que el pueblo me dio. ¡¡Para siempre!!”.

La misiva va acompañada de su firma y la hora: 2.45 de la tarde. Describe el citado libro, que el mensaje “ pasa de mano en mano, de boca en boca, rebota por fax, se escucha por algunos medios comunitarios”. En horas de la tarde la Guardia de Honor toma Miraflores y los golpistas se van al Ministerio de la Defensa, donde algunos son apresados, recuerda el referido texto.

Mientras esto sucede, el Pueblo sigue en las calles reclamando la presencia de Chávez. Las manifestaciones en apoyo al líder de la Revolución Bolivariana no son transmitidas por los medios de comunicación implicados en el Golpe de Estado, entre ellos Venevisión y RCTV.

El presidente Chávez sigue secuestrado en la isla La Orchila, donde planean exiliarlo forzadamente. Antes de la medianoche Pedro Carmona renuncia, culminando su mandato dictatorial de 48 horas. En su lugar es juramentado Diosdado Cabello como presidente provisional en Venezuela, mientras se producía el regreso del Presidente Chávez”, prosigue el texto aludido.

En la madrugada del 14 de abril, Chávez regresa. “La Aviación participa en las labores de rescate del Presidente. Un helicóptero Súper Puma del Grupo 10, aterriza en Miraflores a las cuatro de la mañana”, indica el libro. Chávez regresó al Palacio de Miraflores aclamado por el pueblo, que no se movió del Palacio y que lloró y gritó de emoción al verlo. “En un sencillo acto se realiza la firma del decreto número 1.743, mediante el cual el Presidente provisional, Diosdado Cabello Rondón, entrega el cargo al Presidente Constitucional, Hugo Chávez”, rememora la fuente.

A Miraflores para no irse más

Aquel 14 de abril, a las 4:40 de la madrugada, el Comandante Eterno Hugo Chávez se dirigió en cadena nacional de radio y televisión, al pueblo de Venezuela y al mundo. Su mensaje estuvo cargado de agradecimiento hacia el Poder Popular. “A Dios lo que es de Dios, al César lo que es del César, y al pueblo lo que es del pueblo. Comienzo así con estas palabras llenas de no sé cuántos sentimientos que cruzan por mi pecho, por mi alma, por mi mente; pensamientos, sentimientos”, señaló. Destacó que “el pueblo llegó a este Palacio para no irse más y ha quedado demostrado. Yo, hablando del pueblo, debo decir a ustedes que lo que ha ocurrido en Venezuela en estas últimas horas es en verdad inédito en el mundo”.

Agregó: “El pueblo venezolano y sus verdaderos soldados, el pueblo venezolano y su Fuerza Armada, esos soldados del pueblo han escrito y esto no es grandilocuencia, es una verdad, es una nueva página, y qué gran página para la historia venezolana y de América Latina, y también pudiera ser del mundo; ejemplo de un pueblo que ha despertado definitivamente, de un pueblo que ha reconocido y asumido sus derechos, sus obligaciones; de una Fuerza Armada cuya esencia, cuyo corazón estructural, cuyos oficiales, suboficiales, tropas, están conscientes de su responsabilidad histó- rica y no se han dejado confundir ni manipular ni engañar, y ha brotado desde el fondo de la situación, desde el fondo de un alma, de un cuerpo, ha brotado esa fuerza que ha restituido la legitimidad y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

Resaltó que “este pueblo, ha quedado una vez más demostrado -glorioso pueblo el de Bolívar- ahí está para los que dudaban; sí es verdad que durante muchos años lo enga- ñaron, sí es verdad que durante muchos años lo manipularon, sí es verdad que durante muchos años a veces lo llevaron como un borrego; ha quedado demostrado que ciertamente despertó como conciencia de su propia fuerza y se ha convertido en actor histórico que construye un nuevo camino”.

En aquella oportunidad, llamó a la calma. “Yo he estado incomunicado en las últimas horas y no tenía ninguna información de lo que estaba pasando y tenía una angustia muy grande y, lo primero y más importante que digo a todos los venezolanos es que vuelvan a sus casas, que vuelva la calma”. Asimismo llamó a la reflexión y destacó la legitimidad de la Constitución. “Estos acontecimientos que trajeron sangre y dolor, son sin embargo y debe ser una gigantesca lección para todos nosotros; que todos seamos capaces de mirar allí, que todos seamos capaces de leer esa lección, que todos seamos capaces de extraer de allí conclusiones, enseñanzas”.

Agregó: “Que seamos capaces de apreciar señales para corregir, rectificar, profundizar, para tener más fe en lo que estamos haciendo, para que todos los sectores del país terminemos de aceptar de una buena vez y definitivamente que aquí hay un gobierno legítimamente constituido, que aquí hay una Constitución, la más legítima de toda nuestra historia, discutida por el pueblo y aprobada por el pueblo, y que ahora se ha comenzado a aplicar para que de allí veamos la necesidad de moderar, de aceptarnos los unos a los otros y este llamado es para todos; me pongo de primero para dar el ejemplo”.

Más nunca sola

Agradeció el apoyo internacional y dijo que la Patria de Bolívar no estará más nunca sola. “Presidentes de América, del mundo, el Grupo de los 15, el Grupo de Río, donde debimos haber estado hasta ayer en reunión. Diversos entes, el Grupo de los 77 más China, y ese es un ejemplo de que, a nivel internacional Venezuela no está ni estará nunca sola, que el pueblo venezolano no está ni estará nunca más solo”, señaló.

Manifestó: “Venezuela tiene el respeto de la Comunidad Internacional. Que la Comunidad Internacional reconoce la legitimidad y la soberanía el valor y el coraje del pueblo venezolano demostrado hoy una vez más, así que ese reconocimiento especial de los organismos internacionales, a la prensa internacional, a los periodistas internacionales”.

Un Presidente sin odio

Pese a que los golpistas lo secuestraron, lo mantuvieron incomunicado y maltrataron al pueblo, Chávez dijo que no sentía odio por ellos. “Yo, así lo digo en nombre del Gobierno Revolucionario y Bolivariano, pacífico y democrático, no vengo ni con ninguna carga de odio ni de rencor contra nadie, absolutamente, no cabe en mi corazón ni el odio ni el rencor”, manifestó.

Agregó: “Nosotros los bolivarianos, nosotros los revolucionarios, somos humanistas, respetamos al ser humano, respetamos la dignidad y tenemos que demostrarlo sobre todo en momentos como éste, así que ninguna retaliación, aquí no habrá ninguna cacería de brujas; no vengo con ánimos revanchistas. No. Aquí no habrá persecuciones, aquí no habrá atropellos ni abusos, ni irrespetos a la libertad de expresión o de pensamientos, a los Derechos Humanos en forma general”.

A la oposición le dijo: “Aquí hay una Constitución Nacional, hay un gobierno nacional legítimo, con el apoyo de las grandes mayorías del país, y con el apoyo del núcleo y la estructura central de la Fuerza Armada; aquí hay un proyecto en marcha que no tiene vuelta atrás, que los que se opongan tienen todos los derechos, y lo hemos demostrado; derecho de participación, derecho de expresión, derecho de organización. Organícense señores de la oposición, hagan política seria, justa y leal con el país, no caigan en desesperaciones ni aventuras, que vean a lo que nos condujeron esas desesperaciones y ese aventurerismo”.

Agradecimiento a los soldados

El Comandante Eterno agradeció al cuerpo castrense su lealtad. “La Fuerza Armada, sus cuadros de oficiales, la estructura central, ha demostrado una vez más que por más manipulación, por más traición que haya en algunos sectores de la Fuerza Armada, como la hubo, sin embargo ahí está la muchachada militar, que la conozco, está ahí. Así que mi reconocimiento y el de todos a esos dos entes a los que yo siempre me he referido, y que constituyen la fuerza más poderosa -después de Dios- de esta Venezuela de hoy, de este proceso de cambio indetenible. Esos dos elementos que en el fondo son el mismo, el mismo: el pueblo y los militares, el pueblo y la Fuerza Armada”, manifestó.

Contó que estuvo en cinco lugares distintos desde el día en que fue sacado de Miraflores. “Aclaro que no fui maltratado para nada, desde la sede del Ejército donde estuve, luego en un Batallón de Fuerte Tiuna, me movían; entre otras cosas me movían creo porque donde me llevaban conseguía el abrazo de los muchachos, y hasta lágrimas (…) Luego me llevaron una noche a Turiamo, y allá fui recibido por un grupo de soldados, soldados de los comandos de la Marina, y me trataron de manera excelente”, destacó. Contó: “Estaba el helicóptero prendido para moverme otra vez, para moverme otra vez, ¿y adónde?: a La Orchila. Y entonces me apuraban, me apuraban, y yo decía: “Espérate, que tengo que recoger mi ropa y algunas cosas que me llevé, unas cositas allí”. Estaba lavando interiores y lavando un par de medias (…)”.

Narró cómo en la base de Turiamo pudo escribir el mensaje que el mundo conoció, y que demostró que no había renunciado.

Llega un muchacho de la Guardia Nacional, y él me hace una pregunta: ‘Mire, mi Comandante, acláreme algo’. Él entró a la habitacioncita y cerró la puerta. Afuera tenía unos superiores de él. Y él no quería que lo oyeran, me habló muy bajo: ‘Dígame una cosa -me dijo- acláreme algo. ¿Es verdad que usted renunció?’. Yo le dije: ‘No, hijo, ni renuncié ni voy a renunciar”. Entonces él se paró firme, me saludó, y me dijo: ‘Entonces, usted es mi Presidente. Pero dígame algo -me dice- eso tiene que saberlo el pueblo, porque andan diciendo por todos lados que usted renunció, que usted renunció, que se fue del país’”, manifestó.

 Agregó: “Entonces yo le dije: “Bueno, yo voy saliendo”. Y él me dijo: “Escríbame algo, escríbame algo y me lo deja en el pote de la basura -me dijo- porque yo salgo y después vengo a recogerlo”. Yo hice el papel, escribí esto en un minuto, lo doblé y donde está el pote de la basura, que estaba lleno de papeles ahí, en el fondo lo metí. Pero yo salí, y dije, a lo mejor este muchacho no puede regresar, o no consigue el papel o no puede sacarlo, qué sé yo (…) Entonces escribí esto, lo que me salió del alma: “Turiamo, 13 de abril 2002. A las 14:45 hrs. Al pueblo venezolano… (y a quien pueda interesar). Yo, Hugo Chávez Frías, venezolano, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, declaro: No he renunciado al poder legítimo que el pueblo me dio. ¡¡Para siempre!!: Hugo Chávez Frías”.

Sobre ese muchacho que lo ayudó, dijo: “Ese muchacho cumplió. Seguro regresó, buscó el papel, se lo metió no sé dónde, salió. No sé cómo pidió permiso de allá, y no sé cómo eso empezó a circular”.

Unidad y respeto

Ya a punto de finalizar la cadena, reiteró el llamado a la unidad y al respeto. “Hago un llamado de verdad a la unidad de los venezolanos, a la unidad respetándonos las diferencias, hago un llamado a la cordura, hago un llamado al entendimiento”.

Finalizó su discurso como comenzó, expresando su amor al pueblo. “Retorno después de dos días de ausencia, de incertidumbres. Retorno cargado espiritualmente de un gran amor, y sobre todo, si hace dos días yo los amaba a ustedes, hoy después de esta jornada histórica, de esta demostración sin precedentes en el mundo de cómo un pueblo y sus soldados detienen una contrarrevolución y hacen una contracontrarrevolución, sin disparar un tiro, sin derramar sangre, y reponen las cosas en su sitio. Después de esta jornada memorable, histórica, imborrable para siempre jamás, si ayer los amaba, hoy los amo muchísimo más. Amor con amor se paga”.

YULEIDYS HERNÁNDEZ TOLEDO

Fuente: Con el mazo dando