HURACÁN OTTO TRAJO UN VIERNES DE LUTO PARA MILES DE FAMILIAS

De seguro las cifras oficiales se quedaran cortas: 295 comunidades afectadas, mas de 5 mil damnificados, 50 albergues funcionando, miles de viviendas destruidas, miles de kilómetros de carreteras destruidos, decenas de puentes colapsados, decenas de desaparecidos, al menos 9 muertos confirmados. Estas son solo las cifras preliminares de este viernes de luto que trajo el Huracán Otto.

Guanacaste y la Zona Caribe fueron los más golpeados. Upala prácticamente fue arrasada y casi la desaparece del mapa, Bagaces, y otros pueblos quedaron en ruinas. Miles de familias quedaron prácticamente en la calle.

La fuerza de la naturaleza arrasó con todo. Levanto vehículos, destechó casas, arrancó arboles, convirtió las calles en ríos, desbordo quebradas y en fin, toda la furia de ese fenómeno se ensaño con esos pueblos. Solo en Upala se albergaron a 2.500 personas, la mayoría niños y personas de la tercera edad.

Al cierre de este edición, todavía el Gobierno, no había dado cifras totales, pero los expertos aseguran que podrían durar meses en hacer ese recuento por que los daños son cuantiosos, no solo en los daños materiales, sino en vidas humanas.

Según los datos del Instituto Meteorológico Nacional en Upala llovió en 6 horas, la cantidad de agua de todo un mes.

El paso del huracán Otto por Costa Rica ha hecho que muchas de las rutas nacionales colapsaran, por acumulación de agua, caída de árboles o derrumbes.

Al cierre de esta edición según los datos del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, dados por la Viceministra Liza Castillo, hay cuatro carreteras nacionales cerradas, la 164 entre Bagaces y Upala, la 165, entre Guayabo y La Fortuna de San Carlos: no hay paso por un daño en el puente Bailey, el paso entre Cañas y Upala también está cerrado: el puente sobre el río Naranjo colapsó, la ruta 6 entre Bijagua y Upala: inhabilitada por deslizamientos.

Según informo el Gobierno estas prohibidos lo sobrevuelos en la Seguridad hasta con drones en las zonas devastadas por el Huracán.

De igual forma habrán retenes y no se permitirá el regreso de las personas a sus casas hasta que no se por orden del Estado.

Por el momento los esfuerzos se concentran en la búsqueda y rescate de personas desaparecidas, restitución de los servicios públicos (no hay agua, electricidad ni accesos a muchos lugares). Todavía hay zonas que quedaron aisladas y solo es posible llegar por aire, por lo que el Gobierno de Panamá puso a disposición helicópteros para colaborar.

Se sabe que muchas personas durmieron en los techos de sus casas o en arboles debido a que las inundaciones llegaron hasta dos metros de altura.

En solo dos horas el 911 atendió más de 1500 llamadas, reportando igual número de incidentes.

En todas las labores de atención quien estuvo al frente de la coordinación en Guanacaste fue la diputada del Frente Amplio, Suray Carrillo Guevara, quien desde el jueves se traslado a Nico

ya, con todo su equipo de trabajo del despacho

No solo comenzó a presionar que se activaran los Comités Cantonal de Emergencias, coordinar con el Poder Ejecutivo, alcaldes y las comunidades.

Anduvo pueblo por pueblo organizando la gente, informándose de las necesidades, y sirviendo de enlace con el Gobierno.