OSTIONAL UNA EXPERIENCIA A IMITAR POR LOS PUEBLOS

 

 

 

  • Cuando se quiere, se puede.
  • Proyecto de Ley se aprobó en primer debate el año 2012.

Hay logros de los pueblos que son paradigmas y deben de ser imitados por los más perezosos o atrasados en las luchas sociales. Este es el caso de Ostional, un pueblo que luchó por tener una ley que les permitiera aprovechar los frutos de la naturaleza, conservarlos y convertirse en un ejemplo de desarrollo sostenible.

Todos los guanacastecos recodamos como en diciembre del año 2008, la comunidad de Ostional inició un proceso para recuperar sus derechos a vivir en el territorio que han habitado y cuidado por más de 100 años. Ostional es una comunidad en donde viven unas 1500 personas, se ubica en la costa del pacífico costarricense, en la provincia de Guanacaste, cantón de Santa Cruz.

A pesar de tener tantos años de habitar la zona, las familias pobladoras se vienen a enterar, que desde un escritorio en la capital, se emite una ley que convierte su territorio en un Refugio Nacional de Vida Silvestre (Rnvso), con las implicaciones de que según las leyes, no pueden vivir comunidades dentro de un refugio estatal. La declaratoria de Rnvso, se debe a que en su playa llegan a poner huevos cientos de miles de tortugas lora, una vez al mes, lo que la convierte en un santuario natural muy visitado por miles de turistas nacionales y extranjeros.

UN ESTUDIO TÉCNICO AVALA PROYECTO

Luego de muchos años de movimientos, la Asociación de Desarrollo de Ostional, solicita a la organización costera (Fedeagua), para que les colabore realizando un estudio jurídico a fin de determinar cuál salida se le puede dar a su situación. El estudio técnico que realiza Fedeagua, determina que solamente mediante una ley especial, se puede salvar la existencia de la comunidad dentro del refugio. Esa organización colabora también con la comunidad en la elaboración de un plan de incidencia política, para llevar a cabo este proceso de reivindicación de su territorio.

Fue así como en diciembre del 2008 se solicita al diputado José Merino del Partido Frente Amplio, su apoyo con el fin de posesionar esta problemática en el parlamento. Precisamente en diciembre del 2008, la comunidad realiza la primera movilización para hacer ver sus problemas. Ya en febrero del 2009, unas 200 familias de las comunidades de Ostional, Playa Pelada y Playa Guiones (todas viven dentro del refugio), llegan a San José para empezar un proceso de cabildeo para hacer posible una ley y así tener seguridad jurídica.

Durante ese día, y por las noticias de la prensa, aparecen otras comunidades de la costa pacífica manifestando que tienen el mismo problema y que hay órdenes judiciales y administrativas de desalojo y demolición de sus casas. Por lo que se decide convocar a un encuentro nacional. Este encuentro nacional es realizado el 27 de febrero del 2009 y se conforma el Frente Nacional de Comunidades Costeras Amenazadas por Políticas de Extinción.

300 MIL AFECTADOS POR PROBLEMAS COSTEROS

Según datos oficiales el problema costero afecta a unas 300 mil personas y esencia es que existe desde el año 1977 una ley llamada de Zona Marítimo Terrestre, que establece que en los primeros 200 metros luego de donde llega la marea alta, no se pueden otorgar escrituras, solo concesiones dadas por las municipalidades.

Las municipalidades han actuado negligentemente y solo han favorecido desarrollos turísticos, por lo que las comunidades históricas, han quedado en la ilegalidad.

En marzo del 2009, se realiza un taller de comunidades, en este taller de comunidades sale el primer borrador del proyecto de ley, al que se le llamará proyecto de Ley de Territorios Costeros Comunitarios (Tecocos). Este primer borrador se envía a consulta a asambleas de comunidades, ya en ese momento se habían registrado 43 pueblos costeros. El primer borrador se envía también a conocimiento de varios diputados de la asamblea legislativa.

Para finales de abril del 2009, se convoca al primer congreso de comunidades costeras, quien ratifica definitivamente el primer texto del proyecto de ley. Este documento se entrega a diputados el 28 de mayo del 2009 y entra a la corriente legislativa. Su texto, tienen un amplio respaldo nacional, movimientos sindicales, ambientales, la Iglesia católica incluso saca una carta pastoral dedicada al tema, a la que llaman “de espaldas al mar”.

INICIA LA LUCHA SIN CUARTEL

POR APROBACION DE LA LEY

En este marco de incidencia nacional de las comunidades, la Fundación Rosa Luxemburgo empieza un proceso de acompañamiento tendiente a que las comunidades y sus dirigencias aumenten sus capacidades propositivas, de negociación y cabildeo.

El proyecto de ley Tecocos tiene muchos enemigos, principalmente las grandes cámaras empresariales costarricenses, quienes ven que las playas y sus zonas aledañas son para megaproyectos turísticos y promueven el desalojo de las comunidades. Por ello el texto de Tecocos sigue paralizado en la asamblea legislativa.

El proyecto de ley de Ostional finalmente se aprueba, luego de una negociación con gobierno, comunidades y partidos políticos, los componentes más importantes de esta ley son:

Permite regular los usos del suelo, un régimen especial de concesiones, el aprovechamiento razonable y sustentable de sus recursos naturales mediante la participación activa de las comunidades, y brindar seguridad jurídica a quienes actualmente ocupan terrenos del Refugio, siempre y cuando se ajusten a las disposiciones de esta ley y sus reglamentos. En las áreas de naturaleza demanial del Refugio podrán otorgarse concesiones a ocupantes actuales. Se exceptúan de lo anterior, un área de protección de quince metros alrededor de los esteros y manglares del Refugio; bosques, terrenos forestales, ecosistemas de humedales, los cincuenta metros de la zona pública de la zona marítimo terrestre contados a partir de la pleamar ordinaria, las áreas que quedan al descubierto durante la marea baja, islotes,

Únicamente podrán ser concesionarias aquellas personas que cumplan con los siguientes requisitos y condiciones: a) Ser mayor de edad. b) Ser costarricense o, en su defecto, extranjero residente por lo menos con diez años de residencia continua en el país, antes de la entrada en vigencia de esta ley. c) Encontrarse ocupando el terreno de forma continua, pública e ininterrumpida, de conformidad con el inventario de ocupación elaborado por el Área de Conservación Tempisque y los usos permitidos en el Plan general de manejo y establecidos en la presente ley. d) Tener, al momento de la entrada en vigencia de la presente ley, más de diez años de ocupar el terreno.

 

REDACTADO POR WILMAR MATARRITA,

[email protected]